Renato Rabbi Baldi Cabanillas, de buena ley

Tiene las manos blancas, delicadas, y un vocabulario que salta del francés al latín, pasando por el alemán y el inglés, sin esconder el acento salteño que lo acompaña desde la cuna. Renato Rabbi Baldi Cabanillas nació en Salta “por accidente” el 18 de julio de 1960. Sus padres eran jujeños, pero un viaje a la provincia vecina le dejó una marca de pertenencia que hoy lo devuelve allí para ejercer como juez de la Cámara Federal.

Un recorrido por la historia del jurista deja entrever la constancia de un eterno estudiante que exploró un océano de conocimientos gracias a variadas becas que le permitieron conocer el mundo y acumular sabiduría en distintos rincones del mapa. La primera la ganó en su último año en la escuela secundaria de Salta, adonde había ido a vivir a los nueve años, luego de la separación de sus padres. “De toda la Argentina viajamos 32 becarios; un gran desafío, ya que fui a un colegio privado de los Estados Unidos, muy exigente, que prepara a los estudiantes para universidades de primera línea, como Harvard, Princeton y Stanford”, apunta el magistrado, sentado en el living del departamento que fue su refugio cuando encaró la vida universitaria en Buenos Aires, y que aún hoy ocupa en sus viajes a la Capital.

De su infancia recuerda el solemne escritorio de su padre, que ocupó el puesto de juez del Superior Tribunal de la provincia de Jujuy. Era el paraíso para el Renato adolescente. “Había libros de derecho, pero también de historia y literatura”, describe Rabbi Baldi, hoy de 50 años y que a los 15 comenzó a escribir un libro sobre los unitarios y los federales. “En mi casa siempre se estimularon la lectura y el estudio”, acentúa, y luego pregunta si molesta la música clásica que acompaña sus palabras.

Entró en 1979 a la Facultad de Derecho de la UBA por la puerta grande: sacó una de las más altas calificaciones en el examen de ingreso. Tres años después, la Federación Universitaria del Río de la Plata lo becó y, en un recorrido por los Estados Unidos, llegó a conocer a uno de los fiscales del Watergate y al senador Edward Kennedy. De vuelta en Buenos Aires, en su último año en la facultad preparó una investigación sobre Schopenhauer con la que ganó la beca del Instituto de Cooperación Iberoamericana. Su próximo destino: Navarra. “Fui a realizar mi doctorado y estuve casi cuatro años. Hice la tesis doctoral sobre Michel Villey, un catedrático de Universidad de la Sorbona muy conocido en Francia”, señala.

De hecho, hace cinco años se realizó un homenaje a Villey y fue invitado a hablar en la Sorbona por ser el primero en escribir sobre él. “Hablar allí fue impresionante; fue al lado del famoso patio tomado por los estudiantes en mayo del 68”, destaca Renato, que además de su labor jurídica es docente en cuatro universidades.

Cuando finalizó el doctorado, quiso seguir indagando en los fundamentos del derecho y empezó a estudiar a los maestros alemanes. “Postulé y gané una beca de estudio por dos años en Münster. Es una ciudad muy chiquita con una universidad muy grande. Todos iban en bicicleta: los estudiantes y los profesores. En verano, invadían los parques, porque el sol era escaso”, observa el juez, que aterrizó con sus libros y artículos en la Alemania dividida por el Muro de Berlín.

Mi lugar en el mundo

La gran duda entre volver a la Argentina o quedarse en el exterior se le planteó al recibir un ofrecimiento de la Universidad de Navarra para trabajar allí como profesor. “Me di cuenta de que mi lugar en el mundo era la Argentina y que con la experiencia acumulada debía cooperar en el desarrollo del país”, plantea el juez que, luego de otro año de estudio en el Instituto Internacional de Derechos Humanos en Estrasburgo, Francia, retornó a su patria con 33 años y dos ofertas de trabajo bajo el brazo.

“Elegí trabajar en la Corte Suprema de la Nación. Es el gabinete en donde se trata de depurar y perfilar los contenidos jurídicos teniendo como norte la defensa de las garantías constitucionales”, explica, adoptando la postura de quien evalúa y decide, con las manos juntas, pegadas a la barbilla.

Seis años después de argumentar y resolver los casos como prosecretario del máximo tribunal, fue ascendido al puesto de secretario letrado, donde estuvo por una década. En 1994, no solamente fue testigo de la Convención Constituyente, que constitucionalizó la acción de amparo, la cláusula ambiental e incorporó los tratados internacionales, sino que intervino activamente como asesor. “Fue uno de los momentos intelectuales más ricos de mi vida. Fue un honor”, resalta el abogado, que en su carrera publicó cuatro libros y más de cincuenta artículos en revistas internacionales en español, alemán, francés y portugués.

El llamado de la vocatio para juzgar los hechos y adentrarse en el expediente ya lo había sentido en sus días como estudiante universitario. Tres años de exámenes y concursos pasaron para que resultara elegido en primer lugar en el puesto que hoy ocupa en la cámara salteña, que desde su llegada pidió la radarización de las fronteras para evitar el contrabando. “En materia penal es una de las que más causas tiene”, señala el juez y define su trabajo como full life, no full time, citando una de las frases del magistrado de la Corte, Carlos Fayt.

www.lanacion.com.ar

33 comentarios en “Renato Rabbi Baldi Cabanillas, de buena ley”

  1. Estimado profesor, soy alumno suyo en UCASAL. La verdad, me pregunte quien era Ud. así es como llegue a esta página. Me pone muy orgulloso tener un profesor tan capacitado y no sólo en lo teórico sino en lo practico también, ya que yo aspiro como Ud. a llevar a cabo una carrera judicial, así poder poner en practica mí horadez y buena fe. Desde este momento lo tomo como un referente. Saludos cordiales.

    1. muchas gracias por sus palabras, que reconfortan el trabajo diario que realizamos quienes desplegamos nuestra vocación por la docencia y la justicia. le deseo mucho éxito en su carrera y en la vida posterior. quedo a su disposición. saludos
      rabbi baldi

  2. Estimadísmo Profesor, hoy encuentro esta página que me hace conocer más de Ud. Soy estudiante de abogacía en la Universidad Católica de Salta y en una de sus clases, nos comentó sobre un libro que estaba escribiendo (sobre Francisco Suárez), ¿ha terminado de escribir ese libro?, ¿tiene fecha de publicación?. Sus clases siempre me han parecido magistrales y no veo la hora de llegar a cursar Filosofía del Derecho, para poder escucharlo nuevamente. Profesores como Ud. son los que despiertan en los alumnos las ganas de estudiar, de interiorizarse y de no dejar “de seguir estudiando”… Un honor hbaerlo conocido y estudiado Profesor, atte.-

    1. gracias por sus palabras. en verdad, no estaba en mis cálculos trabajar sobre suarez, sino sobre vitoria. y en el camino,llegaron otros trabajos. puedo obsequiarle alguno si le interesa y especialmente ponerme a su disposicion. muchas gracias. renato rabbi baldi

  3. Hola dr. noce como llegue hasta la pagina…pero es un lujo tenerlo de profesor en la ucasal, estoy en su comicion y la verdad el poco tiempo q curse aprendi muchisimo de usted..un saludo

  4. hola profe estudiando su libro teoria del derecho me dio por conocer su vida ..muy interesante .ES un orgullo tener un profesor asi en nuestra universidad ¡¡¡

  5. Dr. un placer leer la nota, como varios chicos soy alumna de RRII en UCASAL y soy jujeña, que grato saber que sus padres eran de esta provincia. En Introducción al derecho pudimos tener su libro como bibliografía de cabecera, muy interesante y muy claro. Un gusto Dr. saber mas de su vida. Saludos cordiales.-

    Flores Courtade Ana

  6. Dr. hoy vi en TN NOTICIAS la nota que le hicieron sobre las supuestas amenazas. Le doy mi mas sincero apoyo y espero que solo sean amenazas.

    Mi experiencia con ese tipo de gente me enseño que realmente el que amenaza no hace nada.
    Solo pretenden intimidar, no son lo suficientemente valientes para llevar a cabo esas amenazas.

    Un abrazo Doctor.

  7. Es realmente un gusto encontrar en una pagina de Internet, una reseña de su vida y un reconocimiento a su labor. Si bien fui hace muchos años estudiante de abogacía, recién ahora conozco su obra como estudiante de RRII de Ucasal.

    Un cordial Saludo
    Leonardo

  8. Buenas tarde Doctor. Soy estudiante de UCASAL en RRII. Me alegra encontrar esta pagina, aunque sea medio tarde ya: Me desaprobaron dos trabajos prácticos basados en su libro TEORÍA DEL DERECHO – jajaja.

    Pero bueno, sera cuestión de insistir. Un abrazo

  9. Sim professor, fui seu aluno no janeiro último (Teoria do Direito), inclusive preciso de orientações sobre o trabalho a ser entregue, se puderes enviar-me por email, ficarei grato.

    E quero muito manter contato com o senhor, pois minha hipotética tese será sobre aplicação do direito. Desejo muito debruçar-me sobre tal tema e estou aberto a conselhos.

      1. Não enviei, gostaria de orientações sobre o trabalho, dentre as quais, as normas preestabelecidas pelo senhor, como por exemplo, número mínimo de páginas, se deverá ser em forma de artigo científico, se deverá ser sobre 1 caso fácil, 1 caso difícil e 1 trágico ou somente sobre um trágico ou difícil, se deveremos nos amparar na sua doutrina (Teoria do Direito e As razões do Direito Natural) etc.

        Atenciosamente,
        Marciano

    1. gracias marciano. fue usted alumno mio en el doctorado de uba?me encantarà mantener contacto con vocé. un gran saludo. renato rabbi baldi

  10. Estimado Renato: Soy uno de los díscipulos del Eduardo Martín Quintana (de la UBA). Una vez reinaugurado el ciclo lectivo, nos gustaría invitarte a alguna de nuestras reuniones de cátedra. Cordialmente. Luciano.

    1. con todo gusto luciano. voy a BA con cierta frecuencia. podrìamos entonces pautar algo con la debida antelaciòn. saludos tambièn al dr. quintana. renato rabbi baldi

  11. Muchas gracias por haber vuelto al pais a entregar su conocimiento a quienes aun nos estamos formando en la abogacia y tenemos el honor de tenerlo como profesor titular. Saludos.

  12. es increíble y muy buena noticia que haya regresado a nuestro país, seria interesante conversar con ÉL sobre algunos temas que nos preocupan en Jujuy. Chau y gracias.

Responder a Marciano Pires Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *