Hay disposición pero faltan condiciones

Los jueces salteños apoyan el sistema acusatorio pero advierten sobre falencias de infraestructura, personal e informatización. La aplicación en Salta y Jujuy forma parte del ambicioso proyecto nacional de «fortalecimiento de la Justicia Federal con asiento en las provincias».

Magistrados de nuestra región comparten la iniciativa, el espíritu del proyecto de combatir el narcotráfico y el nuevo rol que se asigna al Ministerio Público. Reconocen los esfuerzos de los últimos años por mejorar el servicio judicial en la región.

Sin embargo, consideran que en los días que faltan para instrumentar el sistema acusatorio no será posible responder a falencias en materia de infraestructura, sistema informático y personal para que funcione adecuadamente.

Entre las principales medidas que incluye el plan de fortalecimiento se cuentan la creación de 94 cargos de jueces en el país y 85 nuevas fiscalías dedicadas exclusivamente a las investigaciones de delitos de narcotráfico; «un amplio refuerzo de los uniformados de fuerzas de seguridad en las fronteras calientes; nuevas metodologías de procesamiento penal y el aporte crucial de la Corte Suprema para avanzar con las causas que involucran a traficantes de droga».

De esta manera, prometían hace un año que en la zona del NOA «habrá 17 nuevos cargos de jueces federales, lo que implicará un aumento del 121%, y 21 fiscales para atender causas solo relacionadas con el narcotráfico». Sin embargo, el sistema acusatorio comenzará a funcionar precariamente, ya que se esperaba contar con seis jueces de primera instancia en Salta (hoy son dos), tres en Orán (hoy hay uno), dos en Tartagal (hoy hay uno) y cuatro en Jujuy (hoy son dos). Además, se esperaba un aumento significativo del número de fiscales federales en todo el ámbito regional.

Por otra parte, no existe en la sede salteña ni en las tres subsedes espacio físico para las oficinas judiciales que son imprescindibles para el sistema acusatorio.

El lunes 27, la Cámara Federal de Salta, con las firmas de Mariana Catalano, Alejandro Castellanos, Guillermo Elías, Ernesto Solá y Renato Rabbi Baldi expresaron en una resolución su «plena disposición para dar inicio al sistema acusatorio». El texto, dirigido a la Suprema Corte, al Consejo de la Magistratura y a la Comisión Bicameral de Seguimiento de esta reforma advierte que «no están dadas las condiciones para que sean operativas las oficinas judiciales -base del sistema-«, ni en la sede ni en las tres subsedes. El documento puntualiza que las tres oficinas prestadas por Parques Nacionales no han sido acondicionadas y que no están habilitadas las disponibilidades de espacio en Orán y Jujuy. Y no se cuenta con el lugar para el personal que se debería designar en Tartagal.

Los jueces acompañan sus observaciones con un informe del intendente de la Cámara Federal donde se añade que las salas de audiencia de Salta y Jujuy están siendo acondicionadas para estas funciones, mientras que ni en Orán ni en Tartagal están asignados los espacios.

La Cámara hace referencia al trabajo que realiza el Consejo de la Magistratura para incorporar a las cuatro sedes al sistema interconectado Lex 100, pero advierte que este no ha sido probado, y que el personal aún no está capacitado. Recuerda además comunicaciones anteriores, en igual sentido.

La reforma se propone dar respuesta a la necesidad de avanzar hacia un sistema acusatorio en el que «la oralidad, la inmediatez, la contradicción y la publicidad sean la guía de los procesos judiciales».

Algo parece haber fallado: en junio de 2018, la Nación anunciaba que «las instituciones han iniciado los procesos de adecuaciones edilicias en las provincias de Jujuy y Salta». También, que había iniciado la entrega de equipos informáticos nuevos para Salta, a la vez que se avanzó «en el diseño de los protocolos de actuación de las unidades administrativas u oficinas judiciales».

Sin embargo, todo esta a medias, o menos.

Publicado en El Tribuno de Salta el 6/6/2019

Presentación del libro Lecciones de teoría del derecho. Una visión desde la jurisprudencia constitucional

El pasado 3 de mayo, en el Salón Rojo, se presentó el libro Lecciones de teoría del derecho. Una visión desde la jurisprudencia constitucional, de Renato Rabbi-Baldi Cabanillas y otros docentes de la cátedra a su cargo de Teoría General y Filosofía del Derecho. Organizó el Departamento de Filosofía del Derecho.

Presentaron la obra Juan Pablo Alonso (profesor de Filosofía del Derecho) y Pablo Manili (profesor de Derecho Constitucional).

www.derecho.uba.ar/noticias/2019/presentacion-del-libro-lecciones-de-teoria-del-derecho-una-vision-desde-la-jurisprudencia-constitucional

Jornada sobre interpretación constitucional: Lawrence Solum y el nuevo Originalismo

En el Salón Rojo, el pasado 2 de mayo se llevó adelante una jornada sobre interpretación constitucional, titulada “Lawrence Solum y el nuevo Originalismo”. Organizaron en conjunto el Departamento de Filosofía del Derecho y la Asociación Argentina de Filosofía del Derecho.

En este marco, brindaron su aporte Diego Dolabjian (Universidad de Buenos Aires), Magalí Miranda (Universidad Nacional de Córdoba), Nicolás Olivares (Universidad Nacional de La Pampa), Marisel Asar (Universidad de Buenos Aires), Pedro Caminos(Universidad de Buenos Aires), Manuel García Mansilla(Universidad Austral), Marina Gorali (Universidad de Buenos Aires), Alejandro Calzetta (Universidad Alberto Hurtado, Chile), Claudio Agüero San Juan (Universidad Alberto Hurtado Chile), Lawrence Solum (Georgetown University. Washington) y Roberto Gargarella (Universidad de Buenos Aires).

www.derecho.uba.ar/noticias/2019/jornada-sobre-interpretacion-constitucional-lawrence-solum-y-el-nuevo-originalismo

Presentación del libro Lecciones de teoría del derecho. Una visión desde la jurisprudencia constitucional

Viernes 3 de mayo de 2019 a las 18.30 hs. en el Salón Rojo, Facultad de Derecho (UBA)

Presentan la obra:

  • Juan Pablo Alonso
    Profesor de Filosofía del Derecho, Facultad de Derecho (UBA)
  • Pablo Manili
    Profesor de Derecho Constitucional, Facultad de Derecho (UBA)

Autores:

  • Renato Rabbi-Baldi Cabanillas y otros docentes de la cátedra a su cargo de Teoría General y Filosofía del Derecho.

Organiza: Departamento de Filosofía del Derecho Auspician: Departamento de Derecho Público I y Asociación Argentina de Filosofía del Derecho 

Actividad libre y gratuita.

www.derecho.uba.ar

Nuevo juez en el Juzgado Federal Nº 1

Jujuy al día® – El gobernador Gerardo Morales, asistió a la ceremonia de jura del doctor Esteban Eduardo Hansen, como Juez Federal Nro 1  con Competencia Electoral. Del acto, participaron la titular de la Cámara de Apelaciones  de la Provincia de Salta, Mariana Inés Catalano; el vicepresidente de la Cámara Nacional Electoral, Alberto Dalla Vía y el vicepresidente de la Cámara Federal de Apelaciones de Salta, Renato Rabbi-Baldi Cabanillas.

Luego de la lectura del Decreto del Poder Ejecutivo Nacional  Nro 1167/ 2018, la doctora Catalano tomó juramento al flamante funcionario.

Posteriormente, el Gobernador señaló que el nuevo Juez logró llegar por concurso al cargo, en el marco del procedimiento del Consejo de la Magistratura, recordando que aún está vacante el Juzgado Federal Nro 2, del cual espera la resolución del Congreso de la Nación y del Poder Ejecutivo Nacional.

Afirmó que la justicia jujeña viene realizando muchos avances, como el combate al microtráfico y la creación de juzgados, para avanza en la legislación para institucionaliza y mejorar el funcionamiento del Poder Judicial de la provincia.

A su turno, la doctora Catalano expresó que es un día de celebración para la Justicia Federal y al referirse al doctor Hansen expresó que tiene una importante experiencia profesional, tanto en el ámbito judicial, como en el derecho privado en Jujuy, Córdoba y Tierra del Fuego.

En tanto, el vicepresidente de la Cámara Nacional Electoral, Alberto Dalla Vía, señaló que al nuevo funcionario le toca iniciar sus actividades en un año de elecciones, instancia que se vive con mucho agrado desde que se recuperó la democracia en el país.

También asistieron, la Presidenta del Superior Tribunal de Justicia de Jujuy, Clara Lange de Falcone; las Vocales del Superior Tribunal de Justicia, Laura Lamas González y Beatriz Elizabeth Altamirano; el ministro de Gobierno y Justicia, Oscar Agustín Perassi; el ministro de Seguridad, Ekel Meyer; magistrados, funcionarios, legisladores e invitados especiales.

Nota publicada en Jujuy al día, el 13/02/2019

Memoria de la Justicia Federal de Sección de la Provincia de Salta 1863 – 2017

Esta “Memoria” refleja algunos aspectos esenciales de la historia de la justicia federal de Sección en la Provincia de Salta: sus pasos iniciales, en 1863, luego de dictadas las primeras leyes nacionales de organización en materia judicial; la trayectoria de sus primeros magistrados, entre los que destacaron, más tarde, dos ministros de la Corte Suprema de Justicia de la Nación y un Presidente de la República; la consolidación del entonces juzgado único y su desarrollo a partir de 1990 con la creación de la Cámara Federal de Apelaciones; la conformación de su segunda Sala; de otros tres juzgados en la Provincia y la de los dos Tribunales Orales con asiento en la ciudad de Salta.

Esta “Memoria” refleja algunos aspectos esenciales de la historia de la justicia federal de Sección en la Provincia de Salta: sus pasos iniciales, en 1863, luego de dictadas las primeras leyes nacionales de organización en materia judicial; la trayectoria de sus primeros magistrados, entre los que destacaron, más tarde, dos ministros de la Corte Suprema de Justicia de la Nación y un Presidente de la República; la consolidación del entonces juzgado único y su desarrollo a partir de 1990 con la creación de la Cámara Federal de Apelaciones; la conformación de su segunda Sala; de otros tres juzgados en la Provincia y la de los dos Tribunales Orales con asiento en la ciudad de Salta.

Se describe, también, el histórico edificio de Oficinas Nacionales que desde hace casi un siglo alberga a los tribunales federales y se analizan los diversos factores que confluyen en favor de una administración de justicia que haga honor al mandato del Preámbulo Constitucional de “afianzarla”, tales como los asuntos de gestión judicial, a través de las diversas medidas adoptadas especialmente en los últimos diez años para una eficiente prestación del servicio, adecuada a la creciente y cada vez más compleja judicialización de sus conflictos, y los objetivos en adelante, algunos pendientes y otros en vías de realización, destinados a concretar tan alta encomienda.

El trabajo se cierra con cuadros que detallan las normas por las que fueron nombrados los magistrados de la Sección y los períodos de tiempo en que sirvieron, incluyendo a quienes se desempeñan en la actualidad, así como a los secretarios que los acompañan en las distintas instancias; además de información estadística que refleja el cúmulo y capacidad de respuesta en la labor diaria.

Se ilustra este recorrido con copias de antiguas resoluciones que integran el Archivo Único de la Cámara Federal, fotografías de magistrados de la Sección y del proceso de construcción y estado actual del edificio en donde se desarrollan las tareas.

La presente “Memoria” es una iniciativa de los magistrados de la Cámara Federal de Apelaciones de Salta para conmemorar por primera vez su aniversario.

Presentación del libro “Ferrocarril y desarrollo. La proeza del tendido a Bolivia por la quebrada de Humahuaca” en Salta

El Museo Histórico del Norte, dependiente del Ministerio de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología de la Nación, tiene el agrado de invitar a Usted a participar de la presentación del libro: “FERROCARRIL Y DESARROLLO. LA PROEZA DEL TENDIDO A BOLIVIA POR LA QUEBRADA DE HUMAHUACA”, de autoría de Renato Rabbi-Baldi Cabanillas y Luciana Díaz Gómez. El acto tendrá lugar el día martes 11 de diciembre a las 19:00 hs. en la sala de conferencias del Museo, sito en la calle Caseros n° 549. La presentación estará a cargo de Gregorio Caro Figueroa, miembro de la Academia Nacional de la Historia de la República Argentina. Al cabo, se servirá un vino de honor.

Salta, noviembre 2018

El ferrocarril de Humahuaca

por Ricardo Alonso

La Quebrada de Humahuaca es un impactante accidente fisiográfico producto de la joven tectónica andina y una de las vías naturales de comunicación hacia Bolivia.

Los registros de paleo cazadores hablan de un muy antiguo tránsito por su interior. A través de los milenios, la cadena de oasis que afloran en el piso aluvial permitió asentamientos humanos los que libraron guerras en la conquista del territorio. Los incas avanzaron con su imperio y una prodigiosa vialidad, que todavía se conserva, en algunos tramos. Chasquis, llamas, tambos, colcas fueron elementos frecuentes del Qhapaq Ñan.

El camino de Potosí

Los conquistadores españoles sortearon rugosas geografías aprovechando la notable vialidad incaica y ocuparon los nuevos territorios de Indias. En 1545 se descubre el Cerro Rico de Potosí, un acontecimiento que va a marcar la economía del imperio español. Fluyen hacia allí los insumos que estaban ausentes en el vasto desierto donde yacía la montaña de plata.

Decenas de toneladas de hojas de coca de los Yungas, la yerba de las misiones jesuíticas del Paraguay, así como cera, miel, turrones, tejidos de algodón, carne seca y, más tarde mulas, llegan desde todo el ámbito del actual noroeste argentino. Y una de las vías directas al Alto Perú es precisamente la Quebrada de Humahuaca. Viajeros, funcionarios reales, religiosos, comerciantes se mueven por ese corredor orográfico, de rumbo meridiano, a lo largo de la colonia. Nace el Camino Real y con él las postas que permiten el descanso de hombres y animales.

Un nuevo paradigma

Más tarde será el escenario de las idas y vueltas de los ejércitos de la Independencia. Pacificado el país hacia la segunda mitad del siglo XIX, emerge un nuevo paradigma superador de los conflictos y es el de la movilización de las economías y la generación de riquezas sobre la base de las ideas desarrollistas de los prohombres decimonónicos. Las vías férreas se expanden buscando unir a las principales capitales de la República.

La profesión de ingeniero de ferrocarriles se convierte en una de las más rentadas y respetadas. Se estudian vías topográficas válidas que permitan trazar por ellas el «Camino de Hierro». La pampa y las grandes llanuras no ofrecen mayores problemas a los técnicos que avanzan a riel y durmiente por cientos y cientos de kilómetros. La cuestión se les complica al comenzar las primeras estribaciones andinas que hay que sortear con mucho ingenio y buenas obras de arte. Pero nada es un escollo para los hombres munidos de ciencia y técnica.

En 1876 el tren llegó a Tucumán y en esa formación viene el presidente de la Nación Dr. Nicolás Avellaneda. Al arribar dice: «Hace dieciséis años salí de esta ciudad, con algunos libros debajo del brazo, en una carreta de bueyes. Vuelvo hoy por primera vez desde aquella época, en un tren de vapor. La locomotora, después de haber recorrido centenares de leguas, ha entrado por fin en la tierra prometida, la tierra del sol ardiente, del suelo fecundo y del laurel altivo. Ella ha venido, y ella es la industria, el comercio, el arte, la ciencia, la poesía, la conductora de hombres y la regeneradora de pueblos». Así se veía al ferrocarril en aquellos tiempos pujantes.

El mejor itinerario

En 1891 el tren llega a Salta y a Jujuy. Son los años en que salteños y jujeños comienzan una frenética carrera legislativa para buscar la mejor alternativa de llegar a Bolivia. Los jujeños por históricas y obvias razones bregaban por la Quebrada de Humahuaca, mientras que los salteños pujaban por una vía que se internara por la Quebrada del Toro y desde allí, siguiendo una de las rutas del ganado a pie a las salitreras chilenas, alcanzar El Moreno y luego encarar hacia Bolivia por el borde de las Salinas Grandes y Guayatayoc. Era esa una de las viejas rutas de los conquistadores. Los mejores intelectos de Salta y Jujuy se dieron cita en una lucha dialéctica que llenó decenas de gruesos volúmenes, con textos de rica oratoria, defendiendo las bondades de uno y otro proyecto. Bucear entre los pliegues históricos en busca de comprender el entramado geopolítico, político, legal, económico y social que llevaron a la elección final de una de las trazas, en desmedro de la otra, es una tarea que requiere de fervor y pasión por el conocimiento.

Ferrocarril y desarrollo

Es lo que hicieron los doctores Renato Rabbi-Baldi Cabanillas y Luciana Díaz Gómez quienes dieron a conocer sus investigaciones históricas en un libro titulado «Ferrocarril y Desarrollo: La proeza del tendido a Bolivia por la Quebrada de Humahuaca» (Editorial Astrea, 2018, 200 p., Buenos Aires). A través de sus páginas se asiste al desarrollo de la historia ferrocarrilera que arranca con una profética frase de Juan Bautista Alberdi en su libro «Las Bases». Luego se asiste a un desmenuzado análisis de cómo se fue avanzando, paso a paso, hasta que la obra se hizo realidad en la primera década del siglo XX. Uno de los autores, el Dr. Rabbi-Baldi, es nieto de León Rabbi-Baldi, un ingeniero italiano especializado en ferrocarriles, que llegó al país contratado por la firma Luis Stremiz y Cía., empresa adjudicataria de la obra. Uno de los legados de aquel ingeniero fue un álbum de 60 fotografías de época que muestran todas las etapas del avance del tendido ferroviario desde San Salvador de Jujuy hasta llegar a La Quiaca en 1908. Las fotografías fueron tomadas por un profesional de la época con el sistema de placas de vidrio y en ellas se registran, desde ángulos bien elegidos, el estado en que se encontraban entonces los pueblitos de la quebrada, sus iglesias, la construcción de los puentes, las obras de arte para sortear escollos hidráulicos o topográficos, rieles, locomotoras a vapor, obradores, peones, etcétera. Entre ellas destacan las que representan a los directivos e ingenieros, todos ellos elegantemente vestidos para la ocasión. El libro reproduce los estudios previos a la traza del ferrocarril por la quebrada que fueron realizados por los ingenieros Alberto Schneidewind, José Rauch y Miguel Iturbe, entre otros. La discusión que se dio en torno al famoso “Volcán” en el primer tramo de la quebrada. Volcán es uno de los lugares de interés mundial por sus registros de fenómenos de remoción en masa que da lugar a mega flujos densos. También el debate donde brilló la figura del senador Domingo Teófilo Pérez, quien pasará a la historia como el “Senador Pérez”. A propósito una arteria principal de la ciudad de San Salvador de Jujuy lleva su nombre.
Se destaca el papel que jugó el sabio francés Paul Groussac, quien escribiera numerosos artículos donde defendía enfáticamente la traza a Bolivia por el territorio salteño. El proyecto de traza contemplaba su continuación hasta Tupiza. Esto generaba fricciones con provincias argentinas donde el ferrocarril no había llegado entonces y cuyos senadores se oponían al tren binacional argentino-boliviano. El libro pone énfasis y desmenuza los entretelones legislativos y políticos que llevaron a una actuación singular al presidente de la nación el general Julio Argentino Roca y su ministro de Obras Públicas, el ingeniero mendocino Emilio Civit, quienes sostenían que la traza era una prerrogativa del poder ejecutivo nacional. La votación final del proyecto contó con el apoyo del senador salteño y ex presidente de la Nación, José Evaristo Uriburu y de Bartolomé Mitre, quien fue al congreso a votar específicamente por el proyecto de traza por la Quebrada de Humahuaca. En homenaje a este último el principal teatro de Jujuy fue bautizado como “Teatro Mitre”. El libro de Rabbi-Baldi y Díaz Gómez está muy bien documentado con abundantes referencias a pie de página, una selecta bibliografía y es de lectura ágil, lo que constituye un valioso e imprescindible aporte a la historiografía regional.

Publicado en El Tribuno de Salta, el 2/12/2018

Presentación del libro “Ferrocarril y desarrollo. La proeza del tendido a Bolivia por la quebrada de Humahuaca” en Jujuy

El Ministerio de Cultura y Turismo del Gobierno de la Provincia de Jujuy, a través de su representante el Lic. Federico Posadas, tiene el agrado de invitar/los a la presentación del Libro “Ferrocarril y Desarrollo”, de los abogados (escritores) Renato Rabbi-Baldi Cabanillas y Luciana Díaz Gómez-, la misma se realizará el día Viernes 30 de Noviembre a las 19:00 hs. en el Centro Cultural y Museo Culturarte, sito en calle San Martín Esquina Sarmiento de San Salvador de Jujuy.

Un recorrido sobre rieles por la historia

La próxima semana será presentado el libro “Ferrocarril y desarrollo”. Una reconstrucción de las proezas ferroviarias de Jujuy descriptas en detalle por los abogados Renato Rabbi Baldi Cabanillas y Luciana Díaz Gómez.

Llegada del ferrocarril internacional de Buenos Aires a La Paz a la frontera con Bolivia en La Quiaca. Locomotora tipo 4-8-2, N° 838 de Baldwin Locomotive Works. Foto febrero de 1972 por Jeremy Wiseman.

  • El próximo viernes 30 se presentará un «Ferrocarril y desarrollo» abordando la historia ferroviaria que unió a dos países a través de la Quebrada.

Como si de un viaje literario se tratara, el lector inicia el recorrido desde la estación de la expectativa y el desarrollo, ubicada  a principios del siglo XX, momentos donde Argentina se erigía como el octavo país con la red ferroviaria más extensa del mundo.

“Los jujeños imploraban la llegada del ferrocarril para conectar el sur con los grandes centros de población y el norte con Bolivia. En ese momento a pico y pala había que superar Volcán y ganarle a la pendiente. Hasta la fecha solo existían algunos ferrocarriles de altura en Italia. Fue una verdadera proeza en tiempo record, desde 1903 a 1907” describe el autor Renato Rabbi Baldi a Radio 2.

Pero tal y como refleja su obra, la siempre frágil economía Argentina y el aumento de los costos durante la “Década Infame” iría haciendo mella sobre la industria al punto de una parcial desaparición. No es de extrañar que aún hoy, las estaciones parezcan ajenas al paso del tiempo.

Ferrocarril y desarrollo. La proeza del tendido a Bolivia por la quebrada de Humahuaca” surge junto al entusiasmo de ambos estudiosos por la recuperación de algunas líneas y la pasión de un medio que históricamente reúne: difusión cultural, comercial y desde sus orígenes unión nacional.

El viernes 30 de noviembre en Culturarte, la extensa indagación de hemeroteca de ambos profesionales, emprenderá su camino junto al apoyo de las autoridades provinciales. Destino final Tupiza a través de 200 apasionadas páginas sobre la historia del ferrocarril.

Publicado en JUJUY al Momento.com, el 23/11/2018

Memoria y presente de la Justicia Federal

Hace 25 años, la Corte Suprema habilitaba el funcionamiento, a partir del 15 de noviembre de 1993, de la Cámara Federal de Apelaciones de Salta. Creada en 1990 con jurisdicción sobre las provincias de Salta y Jujuy, su constitución es consecuencia del notable crecimiento poblacional y judicial de dichos estados: es que los dos juzgados únicos con asiento en las ciudades de Salta y San Salvador de Jujuy dependían desde 1937 de la entonces creada en San Miguel de Tucumán. La Cámara salteña es alzada en la actualidad de seis juzgados (otros dos en las capitales de las provincias; el de Orán y el de Tartagal).

Historia

En este contexto, parece oportuno recordar algunos hechos de los inicios de la Justicia Federal en Salta, acaso olvidados, pero no necesariamente ajenos a las muchas interpelaciones que en la actualidad se le presentan y que diariamente se procura resolver. Ellos se vinculan con las dificultades económicas de su funcionamiento; las tensiones existentes entre los poderes nacional y provincial y los desafíos político – institucionales a su autoridad.

El pionero. El primer punto se sitúa en 1863, cuando se designa al pionero juez federal de Sección, José Manuel Arias. Se le requiere «una prudente y severa economía» y se le recomienda a los gobiernos de provincia ceder «un número de piezas» libres en algún edificio público, autorizando a los jueces, si esto no fuera posible, a alquilar por cuenta de la Nación. Al respecto, se dispuso que el juzgado debía estar compuesto por «una pieza para el despacho, una sala de audiencia (que podría en caso necesario servir también para el despacho) y una o dos piezas más para el escribano y ordenanza».

Los presos. El segundo tema ocurre en 1865, en tiempos del segundo juez, Apolonio Ormaechea. La inicial negativa de las autoridades locales a colaborar en la recepción de algunos presos nacionales en la cárcel local con el argumento de que el edificio era estrecho, y recibir más personas empeoraría las condiciones higiénicas que ya eran malas, motivó la reacción del Gobierno Federal que consideró que la Provincia de Salta había violado el pacto de cooperación del 1 de diciembre de 1863. Tras un intercambio epistolar, el Gobierno local manifestó que solo se había tratado de una desinteligencia, reiterando la voluntad de «acatar con el respeto que se merecen las resoluciones de la Nación, en todo cuanto sea compatible con sus facultades y con los principios constitucionales». Dicha respuesta mereció la considerada reflexión del entonces ministro de Justicia de Mitre, Eduardo Costa, quien escribió al Congreso Federal que «la eficacia de la acción de la Justicia nacional dependerá en mucha parte de la cooperación que reciba de los gobiernos locales. La prudente abstención de los jueces en las cuestiones locales, su tino y perseverancia en buscar la ejecución de sus sentencias hasta agotar los medios conciliatorios a su alcance (…) ha de contribuir a vencer las resistencias que nuestra falta de educación en materias constitucionales, más bien que un insensato propósito de resistir a la Justicia, pudiera suscitar».

La montonera. El tercer tópico se pone a prueba ante la rebelión de Felipe Varela en contra del Gobierno nacional. El entonces juez federal, uno de los blancos de su ataque, escribió al ministro de Justicia que abandonaría el juzgado para trasladarse a Jujuy y luego a Bolivia. Sin embargo, la respuesta de la autoridad nacional fue recordarle la necesidad de «que cada magistrado esté en su puesto». La entrada de Varela aconteció el 10 de octubre de 1867. El gobernador Sixto Ovejero se refugió en el Convento de San Francisco y el juez Ormaechea debió hacerlo en ese o en otro sitio. Cuatro días después el Gral. Navarro reconquistó la capital, reintegrándose todas las autoridades a sus funciones.

Ayer y hoy

Algunas de las circunstancias mencionadas encuentran paralelismos actuales. También hoy existen restricciones económicas que dificultan la habilitación de un juzgado (Libertador General San Martín) o la implementación de reformas legales. Asimismo, perviven tensiones en cuanto a la administración de los siempre escasos recursos en materia carcelaria que en ocasiones dificultan la relación institucional entre Nación y provincias. Sin embargo, muchos desafíos han sido sorteados para lo cual se ha contado con la perceptible colaboración de las estados locales (Salta facilitó el espacio en el que funciona el juzgado en Tartagal, ínterin se construye el propio) y otros se resuelven a diario.

Memoria

Al respecto, con motivo de este aniversario, se ha elaborado una «Memoria» que en 200 páginas recuerda los pasos iniciales de la Justicia federal salteña; la trayectoria de sus primeros magistrados; las diversas mejoras implementadas en el edificio que la alberga y cuya administración el Consejo de la Magistratura delegó en la Cámara este año, y algunas de las medidas adoptadas por el Tribunal en los últimos diez años en pos de lograr un eficiente servicio de justicia (entre otras, las propuestas y acordadas elevadas a la Corte Suprema sobre radarización integral de la frontera norte; lavado de activos y flagrancia; la ordenación de su archivo, dentro del cual se creó un registro de causas sobre cuestiones político – sociales (1950 – 1990); la modernización del servicio de Biblioteca; la publicación anual de los boletines de jurisprudencia; la realización de numerosos cursos de capacitación para su personal y abogados del foro; la donación de bienes de su patrimonio dados de baja con destino a escuelas con necesidades de ambas provincias y del papel de sus legajos en condiciones de destrucción a entidades de bien público, a fin de reemplazar la incineración por el reciclado de aquél, preservando así el medio ambiente; la discriminación de basura o la publicación de las estadísticas de resoluciones emitidas que, en 2017, fueron 2.777, muy distante de las 307 resoluciones pronunciadas el primer año de funciones, en 1994, lo que revela, entre tantos factores, el aumento poblacional y de la litigiosidad.

«Recuerda para vivir», escribió Goethe. Este recordatorio no es más que un breve balance en el arduo camino que le cabe al tribunal, de consuno con los demás juzgados de la jurisdicción y con los profesionales y ciudadanos de ambas provincias, en la tarea colectiva de «afianzar la justicia para nosotros, para nuestra posteridad, y para todos los que quieran habitar el suelo argentino».

Publicado en El Tribuno de Salta, el 14/11/2018

Presentación del libro Los derechos de la persona en el nuevo Código Civil y Comercial

Miércoles 14 de marzo de 2018 a las 18.30 hs. en el SUM del Instituto Gioja, Facultad de Derecho (UBA)

Director:

  • Renato Rabbi-Baldi Cabanillas. Profesor Titular de Teoría General y Filosofía del Derecho, UBA.

La presentación estará a cargo de Federico de Lorenzo, Profesor de Derecho Civil de nuestra Facultad y Secretario de la Comisión de Reformas del nuevo Código Civil y Comercial.

Docentes de la cátedra colaboradores de la obra: Luciana Abreu; Carolina Caliva; Máximiliano Consolo; Melany Esses; Luciano Laise y Renato Rabbi-Baldi Cabanillas.

Adhiere a la actividad: Asociación Argentina de Filosofía del Derecho (AAFD)

Actividad libre y gratuita.

http://www.derecho.uba.ar/institucional/deinteres/2018/presentacion-del-libro-i-los-derechos-de-la-persona-en-el-nuevo-codigo-civil-y-comercial-i

La Cámara Federal de Salta confirmó procesamientos con prisión preventiva en una causa por narcotráfico

Lo resolvió la Sala I. Además, ratificó la nulidad de una indagatoria ante el exjuez Reynoso, al comprobarse que el imputado no participó del acto y se simuló su presencia, hecho por el que están procesados el exmagistrado, el imputado y su defensor.

En una causa en la que se investiga la comisión de los delitos asociación ilícita, falsificación de documentos públicos, tenencia de gran cantidad de armas y lavado de activos, la Sala I de la Cámara Federal de Salta confirmó los procesamientos, con prisión preventiva, de los hermanos Delfín R. Castedo y Raúl A. Castedo, como jefe y miembro (respectivamente) de asociación ilícita.

Mediante voto de los jueces Rabbi-Baldi Cabanillas y Solá, con la disidencia parcial del juez Castellanos, el Tribunal tuvo por prima facie comprobados la intervención de aquellos en la organización criminal, cuyo objeto consistía en la comisión de delitos vinculados al narcotráfico, para lo cual se utilizaron dos campos de importantes dimensiones linderos con la frontera boliviana y que al cercar los pasos vecinales crearon una zona no controlada para el contrabando de todo tipo de mercaderías, lo que al ser denunciado públicamente por una de las habitantes del lugar condujo a su asesinato, en el que habían estado involucrados los hermanos Castedo conforme lo indicó el juez local al dictar el procesamiento de ambos.

De igual modo, se confirmó la decisión del juez de instrucción que anuló la declaración indagatoria que prestó Delfín R. Castedo el 5/12/13 ante el entonces Juez Federal de Orán, Dr. Raúl Reynoso, al comprobarse que el imputado no había participado del acto, sino que su presencia se simuló con otra persona (hecho por el cual se encuentran procesados desde el 12/5/17 el ex Juez Federal, Castedo y su abogado defensor por el delito de cohecho en la causa 22084/15 del Juzgado Federal nro. 1 de Salta).

Por otra parte, se revocó el procesamiento dispuesto contra los acusados Castedo por el delito de lavado de activos, toda vez que para la época de los hechos el entonces vigente art. 278 del CP dejaba impune las conductas relativas al “auto lavado” de dinero. Asimismo, como medida cautelar se ordenó la anotación de litis sobre los registros de los inmuebles cuyo empleo a los fines de la asociación espúrea se vincula la propiedad de los acusados.

Por último, el Tribunal acogió el reclamo de la PROCU.NAR y ordenó que se proceda a recibir declaración indagatoria por existir “sospecha bastante” de la intervención de Delfín R. Castedo en el transporte de 180 kilos de estupefacientes descubierto el 22/12/16, por el que se encuentran prófugos la pareja de Castedo y un empleado del nombrado (cfr. causa 52000148/2006/4 también con trámite ante el Juzgado Federal de Orán), así como a Eduardo Torino en razón de su posible intervención en la organización criminal ejerciendo actividades de carácter administrativo y legales.

Informe: Oficina de Prensa Cámara Federal de Apelaciones de Salta

Ver PDF: La Cámara Federal de Salta confirmó procesamientos con prisión preventiva en una causa por narcotráfico

Publicado en el Centro de Información Judicial, el 4/7/2017

Los hermanos Delfín y Raúl Castedo, al borde del juicio

La Justicia Federal ratificó la legalidad de sus procesamientos.Están acusados de asociación ilícita para el tráfico de estupefacientes.

La Sala I de la Cámara Federal de Apelaciones de Salta ratificó ayer los procesamientos, con prisión preventiva, de los hermanos Delfín Reinaldo Castedo y Raúl Amadeo Castedo, acusados de integrar una asociación ilícita dedicada al tráfico de drogas.

La decisión de los camaristas Ernesto Sola, Renato Rabbi Baldi Cabanillas y Alejandro Castellanos, conocida anoche a última hora, dejó al borde del juicio a los hermanos considerados jefe (Delfín) y miembro (Raúl) de una organización delictiva que trafica drogas y que logró impunidad por más de 15 años, a pesar de tener una causa abierta y pedidos de capturas internacionales.

Delfín Castedo estuvo prófugo durante una década. Recién en agosto del año pasado fue detenido en Buenos Aires, e inmediatamente después fue enviado a Salta para ser juzgado.

Su hermano Raúl, quien estuvo preso durante diez años en Bolivia, fue extraditado en abril del año pasado a Salta.

Los dos enfrentan causas federales -asociación ilícita, narcotráfico- y una causa en la Justicia salteña por el homicidio de Liliana Ledesma.

La resolución

Ayer, la Sala I de la Cámara Federal de Salta, con la mayoría de los votos de los doctores Rabbi Baldi y Sola, y la disidencia parcial de Castellanos, rechazaron los pedidos de nulidad que había planteado la defensa de los hermanos Castedo.

«De las constancias colectadas a lo largo de la pesquisa puede advertirse -en el grado de probabilidad requerido para la etapa en la que transita este proceso- que los hermanos Raúl Amadeo Castedo y Delfín Reinaldo Castedo -junto a Ernesto Aparicio y Luis, Alberto y Mario Yudi, quienes también se encuentran procesados por el delito de asociación ilícita- formaban parte de una empresa criminal destinada a cometer delitos», se remarca en los considerando de la resolución.

Así, los camaristas confirmaron el procesamiento con prisión preventiva a Delfín Castedo, a quien le endilgan ser el jefe de la asociación ilícita dedicada al tráfico de drogas, y falsificación de documento público. Por estos hechos, si es hallado culpable, podría recibir una condena de entre 5 y 10 años.

«El análisis de la causa se arriba a la conclusión provisoria de que la asociación ilícita logró mantenerse operativa a lo largo de los años, al principio con otro integrante como jefe cumpliendo posteriormente esa función Delfín Reinaldo Castedo», afirmaron los jueces.

En tanto, a Raúl Castedo le confirmaron el procesamiento por asociación ilícita en carácter de miembro, delito que tiene prevista una condena de entre 3 y 10 años.

«Delfín Reinaldo Castedo (…) contaba a su lado -entre otros- a una persona de su extrema confianza, su hermano Raúl Amadeo Castedo, quien como se vio -entre otras funciones- le alertaba de distintas circunstancias que ponían en peligro la seguridad de quien daba las directivas», remarcaron los tres magistrados.

En el escrito de casi 250 páginas, los camaristas revocaron la acusación de lavado de dinero que la Fiscalía y el juez federal de Orán le habían achacado a los hermanos Castedo, ya que el autolavado no estaba prevista entre las figuras delictivas al momento de la acusación.

En su resolución, la Cámara Federal ordenó que se reciba declaración indagatoria a Eduardo Torino, como miembro de la asociación ilícita de los Castedo. Según los jueces, dentro de la organización delictiva, Torino -conocido en el grupo como «Pinto»- realizaba actividades de índole administrativa.

Nueva causa

Los jueces también ordenaron que Delfín Castedo sea indagado por el transporte de 180 kilos de cocaína, detectado en diciembre del año pasado, en la localidad de El Quebrachal. Con esto, los camaristas sumaron una nueva acusación contra el líder del clan cuya base de operaciones está en la fronteriza localidad de Profesor Salvador Mazza.

Los 180 kilos de cocaína fueron detectados por personal del Escuadrón 45 de Gendarmería Nacional, durante un control sobre la ruta nacional 16, cerca de El Quebrachal, realizado el 22 de diciembre de 2016.

Publicado en El Tribuno, el 20/7/2017

Declararon nulo el procesamiento contra Iván Cabeza por lavado de dinero y otros delitos

La Cámara Federal de Apelaciones invalidó la decisión tomada por Raúl Reynoso cuando era juez Federal de Orán.

El empresario Iván Cabeza había sido procesado en 2015 por el delito de lavado de activos, evasión fiscal, infracción al Régimen Penal Cambiario y asociación ilícita por decisión del entonces juez Federal, Raúl Reynoso. Dos años después, la Cámara Federal de Apelaciones declaró nulo todo lo actuado y resuelto.

La defensa de Cabeza y de los otros imputados había apelado la resolución que además disponía la prisión preventiva del empresario dueño de carnicerías, a quien también se lo había vinculado al narcotráfico. El nombre del empresario había quedado fuertemente vinculado a la causa Reynoso luego de que el propio ex magistrado difundiera unas escuchas telefónicas para acusarlo de amenazas.

Atento a los planteos de la defensa, los jueces Renato Rabbi BaldiErnesto Solá, y Alejandro Castellanos consideraron que no se precisaban los hechos por los cuales el juez de grado procesó a Iván Edgardo Cabeza, Pablo Sebastián Meneses, Bruno Maximiliano Mazzone y José Luis Toledo, como también la debida motivación del resolutorio atacado. Por ejemplo en el caso del delito de lavado de activos de origen ilícito, no se les imputó ningún comportamiento concreto vinculado a las actividades que describe ese tipo penal.

La Sala también consideró que el Instructor carecía de competencia material para investigar por las infracciones penales que describe el Régimen Penal Cambiario, de modo que esa imputación fue dictada en transgresión a las disposiciones que establecen los arts. 33, 36 y 167, inc. 1° del C.P.P.N., bajo pena de nulidad, cuyo fundamento no es otro que la prohibición de la violación al principio de juez natural y debido proceso legal, de indudable raigambre constitucional.

Respecto de la evasión impositiva, los jueces entendieron que no surge del fallo impugnado quién resultaba el sujeto obligado al pago del tributo, de qué forma evadieron el control del fisco (declaraciones juradas engañosas, ocultaciones maliciosas o cualquier otro ardid u engaño), cuál fue el monto evadido, ni de qué clase de impuesto se trataba (instantáneo o de período fiscal inferior a un año), todo lo cual, lleva a descalificarlo como acto jurisdiccional válido.

Expresaron que en lo que incumbe al delito de asociación ilícita atribuido en calidad de miembros a los procesados Cabeza, Mazzone, Toledo y Meneses, no se describió, ni de forma somera, la base fáctica en la que se subsumió la conducta de los nombrados dentro de la figura bajo análisis, tampoco el a quo ofreció fundamentos, basados en la prueba recolectada, que permitan conocer cómo es que llegó a dicha conclusión.

Finalmente, en lo que atañe al delito de tenencia simple de drogas que se le atribuyó a Iván Edgardo Cabeza, esta Alzada considera que por la cantidad de marihuana secuestrada (12 gr) en su automóvil y con base a las propias palabras del imputado en su declaración indagatoria en la que refirió que era consumidor de dicha sustancia, corresponde calificar la conducta como de tenencia de estupefacientes con fines de uso personal.

Por todo ello, los jueces declararon la nulidad del procesamiento contra los imputados y ordenó al nuevo juez que indague a los coimputados y produzca las pruebas necesarias para dictar un nuevo pronunciamiento ajustado a derecho, adoptando las medidas probatorias necesarias para la investigación. Además ordenó sobreseer a Cabeza por la causa de tenencia de drogas.

Ver PDF: Desprocesamiento de Iván Cabeza

Nota publicada en La Gaceta de Salta, el 7/6/2017

¿Por qué una Teoría del Derecho?

¿Resulta correcta una norma que prohíbe estudiar una carrera terciaria a quien mide menos de 1,60 de altura? ¿Es adecuada una disposición que cercena ejercer una profesión en razón de no haber nacido en nuestro país? ¿Se debe aceptar una decisión que obliga a obrar en contra de sus genuinas convicciones religiosas?

Estas preguntas no son meras ocurrencias. Trasuntan problemas que fueron resueltos por la justicia y que provocaron la modificación de determinadas disposiciones y de ciertas prácticas. Ahora bien, detrás de esos planteos -y de sus respuestas- late un determinado sentido del Derecho lo cual, a su vez, gravita sobre su enseñanza; sobre la legislación y sobre la manera de interpretarlo.

Es que señalar que la ley no debe establecer distingos en razón de la estatura; la nacionalidad o la creencia religiosa de una persona, esto es, que la ley no debe atender a aspectos «accidentales» de los seres humanos, sino que a la hora de legislar y de interpretar las normas se debe tener en cuenta aquello que los une «sustancialmente»; que es común a todos a través de la unidad de la especie humana y que, por tanto, genera una pareja dignidad, constituye toda una definición acerca del modo de entender el Derecho.

En ese horizonte, cuando los planes de estudio de las carreras de abogacía incluyen asignaturas que, además de estudiar lo que las leyes dicen, se plantean acerca de su «fundamentación», a lo que apuntan es a someter a crítica el ordenamiento jurídico en la inteligencia de que éste no siempre dice «lo justo»; «lo razonable» o lo «plausible en la mayor medida de lo posible» en el marco de la coexistencia social; o que si lo dice, eso no entraña que siempre vaya a ser así, pues nada impide que mañana las decisiones (legislativas y jurisprudenciales) sean regresivas en términos del respeto a la dignidad humana.

Existen diversas maneras de asumir las teorías jurídicas. Sin embargo, algo parece seguro: las prácticas cotidianas (desde luego, las jurídicas) dependen de una concepción teórica y ésta última se entiende mucho mejor a la luz de cuanto sucede en la práctica. Por ello, una manera didáctica de abordar una teoría jurídica sea empezar como en este artículo- con el estudio de problemas concretos que nos suceden. Nuestra realidad muestra infinidad de esas cuestiones.

A las ya indicadas podría añadir si el embrión no implantado es persona, es una cosa o es una realidad a mitad de camino entre las anteriores (según cuál sea la respuesta, distintas serán las consecuencias respecto de temas como la experimentación; la selección o el descarte de aquellos); si cabe admitir una contraprestación económica por la experimentación de medicamentos en seres humanos o por los dividendos obtenidos de éstos; si las partes del cuerpo humano son «propiedad» de la persona o constituyen un «patrimonio de la humanidad», como sucede en nuestro país con los trasplantes de órganos, cuya administración ha sido confiada a un organismo del Estado, o si corresponde respetar la decisión de los padres de un menor gravemente enfermo a que no se le suministre un tratamiento médico de alta complejidad por razón de la cosmovisión cultural de aquellos.

Todos estos supuestos merecieron un abordaje legislativo y jurisprudencial en nuestra provincia; en el país y en el exterior. Es decir, existen leyes y decisiones de los tribunales sobre estas y muchas otras cuestiones.

Se trata de asuntos cotidianos. Empero, cualquiera sea la respuesta que se brinde, ella revela un «porque» respecto de la cual corresponde argumentar, esto es, justificar la o las razones por las que se adopta esta o aquella respuesta. Además, estos temas no son de hoy, sino de siempre: por ejemplo, el repudio a la violación de una persona por constituir un agravio a su integridad psicofísica; a su capacidad de autodeterminación o a su vida lo formuló el romano Cicerón hace 2000 años del mismo modo que nosotros ahora.

De ahí que una referencia histórica parezca insustituible en toda teoría jurídica: la historia, que enseña lo que pasó, nos interpela acerca del sentido de aquel acontecer para, si corresponde, no volver a incurrir en él.

Las teorías jurídicas suelen completarse con un análisis de los ordenamientos jurídicos: los elementos que lo componen (las «fuentes del derecho»); su estructura (el «sistema») o la inevitable y crucial «interpretación» a que aquellos dan lugar.

De nuevo, el estudio de esos tópicos puede efectuarse con lo que el teórico encuentra en la legislación y en la práctica de su ámbito de trabajo: por ejemplo, analizarlos a luz del nuevo Código Civil y Comercial. Pero, lo crucial no es permanecer ahí, sino plantearse: ¿cuál es el sentido último de esa reforma? Los romanos, en su día, aportaron una respuesta tal vez perenne: «por causa del hombre existe el derecho». Si la salvaguarda de éste marca el ritmo del derecho y, por tanto, de toda teoría jurídica encargada de fundamentarlo, entonces una manera de asumir ésta última sea teniendo presente la ajustada la reflexión de Ihering, notable jurista del siglo XIX, cuando escribe que «quien no haya experimentado en sí mismo o en otro el sentimiento del dolor, no sabe lo es el derecho aunque tenga en su cabeza todo el Corpus Iuris».

Renato Rabbi-Baldi Cabanillas es Profesor Titular de Teoría General y Filosofía del Derecho en la UBA y de Introducción al Derecho en la Ucasal. En abril presentó la 4´ edición de su obra Teoría del Derecho, que mereció el premio Accesit de la Academia Nacional de Derecho y Ciencias Sociales de Buenos Aires.

Publicado en El Tribuno el 5/5/2017